Skip Navigation Links.

Guía para la plantación de árboles en el oeste de Texas (West Texas Urban Forestry Council’s Tree Planting)

INTRODUCCIÓN

La mayoría de la gente no reconoce la importancia que tienen los árboles en zonas urbanas. No se piensa que estos árboles forman parte de un bosque comunitario que nos beneficia de las siguientes maneras: incrementando el valor de nuestras propiedades; mejorando la calidad del agua y aire; reduciendo los daños por erosión, conservando energía; albergando fauna silvestre; y mucho más.

Nos damos cuenta que los árboles que plantaron nuestros abuelos están desapareciendo rápidamente. El crecimiento urbano destruye la vegetación nativa y la reemplaza con asfalto y concreto. Los programas de reforestación dentro del desarrollo urbano de las zonas desérticas del suroeste no están incluyendo una suficiente cantidad de las especies de árboles mejor adaptadas a la región.

El Concilio Urbano Forestal del Oeste de Texas (WTUFC, por sus siglas en inglés), está formado por una coalición de voluntarios conocidos como "Los Tree Amigos." Este grupo promueve la protección y el desarrollo de los recursos forestales de las comunidades en el oeste de Texas. El Concilio desea otorgar información sobre los avances más recientes en tecnología y cuidado de árboles. Nuestras metas al distribuir este folleto son: educar sobre métodos propios de plantación, disipar mitos sobre los árboles e incitar a que se plante en lugares apropiados.

JARDINERÍA EFICIENTE (WATER SMART)

La jardinería eficiente (conocida también como Xeriscape™) nos permite utilizar el agua de manera inteligente y eficaz. La ciudad de El Paso recibe aproximadamente 8 pulgadas de precipitación anual. Las altas temperaturas de verano y el bajo nivel de humedad, hacen necesario el riego suplementario de jardines. En la actualidad, casi la mitad del agua que se usa en nuestra ciudad es para el riego de jardines.

Nuestros jardines no tienen que estar faltos de árboles y otras plantas para que sean eficientes en agua. Al contrario, la ausencia de árboles y su sombra en los jardines puede resultar en la necesidad de enfriar nuestras casas por medio de aires acondicionados que incrementan los costos de energía eléctrica y el consumo de agua. Si seguimos los siguientes principios, veremos que los árboles pueden proveer un ambiente agradable y ayudar a reducir el uso del agua.

1. Planeación y diseño

Estos son los pasos más importantes en el desarrollo o renovación de un jardín. Si analizamos y diseñamos el área de forma apropiada, los árboles pueden desempeñar diferentes funciones. Los árboles pequeños se pueden usar para crear barreras visuales y los grandes para sombra y protección. Los caducifolios, que pierden sus hojas en otoño, deben colocarse de manera que nos proporcionen sombra en las tardes de verano y permitan el paso de los rayos del sol en el invierno. Es muy importante considerar el tamaño del árbol en su madurez. Asegúrese que el árbol tiene suficiente espacio para crecer. Esto le ayudará a prevenir problemas futuros de mantenimiento, como la necesidad de poda severa de árboles grandes plantados bajo cables de energía eléctrica.

2. Áreas apropiadas de césped

Al diseñar jardines, es importante considerar tanto las necesidades de los céspedes como las de los árboles. Evite plantar árboles caducifolios en un césped perennifolio (siempreverde), ya que este último requiere de riego durante todo el año. Tampoco plante un árbol perennifolio en un tipo de césped que entra en estado invernante durante el frío, pues por lo regular solo recibirá riego en los meses de verano. Estas situaciones pueden resultar en que a los árboles les sobre o falte riego. En la mayor parte de El Paso, los árboles y los arbustos deben ser separados de las áreas de céspedes. Así también para conservar el agua, es importante limitar el césped a una área funcional y no puramente decorativa.

3. Riego eficiente

Un diseño de riego bien planeado puede reducir de manera significativa el uso del agua. Plantarlos en áreas donde reciban el agua de escorrentía es suficiente para que los árboles adaptados a esta región sobrevivan durante temporadas de sequía. Un diseño ideal separa la zona de riego de los árboles de la de los arbustos, flores y céspedes. Las zonas de riego deben tener grupos de plantas con los mismos requisitos de agua. Por ejemplo, los árboles perenniolios se deben colocar en zonas de riego diferentes a las de los caducifolios. Esto permitirá proveer el riego que necesitan los perennnifolios en el invierno sin que los caducifolios reciban agua de más, ya que éstos necesitan menos riego en esa época.

4. Correctores o mejoradores de suelo

La investigación más avanzada en referencia a la plantación de árboles indica que alterar o corregir el suelo o tierra existente no beneficia y puede ser dañino a los árboles. La selección apropiada de plantas le solucionará muchos de los problemas asociados con la condición del suelo. Por ejemplo, no plante árboles que requieran de buen drenaje en suelos arcillosos.

5. Mulch (acolchado)

Los mulches pueden ser orgánicos (corteza triturada o viruta de madera, por ejemplo) u inorgánicos (grava, roca o gravilla). Estos materiales que cubren el suelo ayudan a reducir la evaporación y el crecimiento de malezas, aminoran la erosión e integran texturas interesantes a su jardín. Es preferible usar mulches de color neutral en lugar de oscuros o claros. Los de color obscuro aumentan dramáticamente la temperatura en la zona superior de la raíz, mientras que los claros, reflejan demasiado la luz. Cualquiera de estas condiciones son perjudiciales a los árboles, en especial durante la fase de establecimiento.

6. Uso de árboles que requieren poca agua

Podemos encontrar muchos árboles que requieren poca agua para satisfacer todas las funciones del jardín. Algunos otorgan sombra y texturas, otros actúan como barreras y otros más nos dan color durante las diferentes estaciones del año. Idealmente, los árboles de bajo consumo de agua, ya establecidos, requerirán de riego suplemental solo en ocasiones para poder actuar en el jardín como lo tenemos planeado.

7. Planeación y mantenimiento

Muchos de los problemas de mantenimiento se pueden evitar al plantar. El escoger tanto el árbol como el lugar apropiado minimizará problemas futuros. Esto significa seleccionar los árboles adecuados para el tipo de suelo y evitar aquellos con problemas de plagas o que no se pueden adaptar de manera fácil a las condiciones ambientales existentes. Finalmente, después de haber plantado los árboles, siga las prácticas de cultivo que se describen en las próximas secciones de esta guía.

Los árboles y las líneas de electricidad

Los árboles nos ayudan a conservar energía si se plantan en el lugar apropiado. Para evitar problemas en la interrupción de servicio eléctrico o algo aun más grave, piense antes de plantar.

Nunca plante árboles grandes o medianos debajo de las líneas de electricidad. Sepa el tamaño que va a alcanzar el árbol en su adultez. Solo plante arbustos o árboles pequeños de no más de 20 pies debajo de los cables de electricidad o dentro de un radio de 15 pies a los lados de dichas líneas. Recuerde, aun los árboles pequeños crecen.

CONSERVACIÓN DE ENERGÍA

Aquí, en el suroeste del país, se registran demandas pico de electricidad al atardecer durante los días de verano. La mayoría de las plantas de electricidad queman combustibles fósiles que liberan dióxido de carbono (CO2, un gas de invernadero) a la atmósfera. Las plantas de energía usan agua que se evapora en sus torres enfriadoras para satisfacer nuestra creciente demanda de electricidad. Saber que los árboles que plantamos hoy nos ayudarán a reducir las necesidades futuras de energía, ha incitado a que las compañías de electricidad patrocinen y participen en programas de reforestación.

Mucha gente no reconoce que uno de los beneficios de los árboles es el conservar energía. Está documentado que las ciudades actúan como "islas de calor" con aumentos de temperatura de hasta 12 grados Fahrenheit en comparación a las comunidades rurales cercanas. Las investigaciones indican que el plantar un árbol grande en la orientación oeste de una residencia, puede reducir los costos para enfriar la casa alrededor de 9% y ahorrar 250 kilovatios-hora. ¡Imagínese lo que pueden hacer dos árboles!

Algunas comunidades se han organizado para participar en el programa Cool Communities o Comunidades Templadas. Es una combinación de plantar árboles y aclarar superficies obscuras para ayudar a reducir el consumo de energía y así ahorrar dinero. A continuación le proporcionamos una guía para poder ahorrar energía cuando diseñe su próximo proyecto de jardinería.

El este y el oeste son lo mejor Si plantamos árboles caducifolios al este y al oeste de nuestra casa éstos darán sombra a las paredes y techo durante el verano. Por otro lado, permitirán el paso de los tibios rayos solares en el invierno.

Orientación sur En invierno el sol está más abajo en el horizonte y podemos aprovechar sus rayos en la orientación sur de nuestras casas para calentarlas. Evite plantar árboles en esta orientación. Es mejor plantar arbustos bajos o cobertoras en ese lado de la residencia.

Sombra para su unidad de aire acondicionado Plante árboles pequeños cerca de las unidades de aire acondicionado. Esto ayudará a que operen de manera más eficiente, siempre y cuando permita que el aire alrededor todavía circule libremente.

Barreras contra el viento Plante una fila de árboles perennifolios al noroeste de su propiedad. Esto ayudará a desviar los vientos fríos del invierno y proporcionará protección contra los de la primavera. Si no tiene espacio para plantar en su lote, pudiera participar en un programa comunitario de uso de árboles como cortavientos.

Recuerde, los árboles son los aires acondicionados de la naturaleza.


CÓMO PLANTAR UN ARBOL

Selección del lugar. Pregúntese:

  1. Propósito: ¿Por qué estoy plantando este árbol; por su sombra, frutos, flores?
  2. Tamaño: ¿Qué tan alto y ancho va a crecer este árbol?
  3. Líneas de servicios aéreas y subterráneas: ¿Donde están? Llame al 1-800-454-6005 antes de excavar.
  4. Vistas: ¿Estoy bloqueando alguna vista deseable; quiero bloquear alguna indeseable?
  5. Área: ¿Cuánto espacio tengo para el árbol?
  6. Agua: ¿Dónde está la llave de agua más cercana?
  7. Seguridad: ¿Podrá este árbol crear situaciones peligrosas como bloquear el tránsito vehicular?
  8. Aceras y cimientos: ¿Causarán las raíces problemas cuando el árbol crezca?
  9. Energía: No le bloquee los rayos del sol a sus vecinos.

Selección en el invernadero

  Asegúrese que el árbol sea fuerte y vigoroso, libre de plagas y enfermedades. El tronco principal y las ramas no deben tener heridas, grietas, corteza descolorida o emanar savia.

Los árboles que han crecido en maceta por mucho tiempo tienden a quedarse restringidos a la misma y desarrollar raíces circulares. Si sospecha este problema, pregúntele al viverista si puede ver las raíces. Elija un árbol que no tenga raíces circulares o extranguladoras.

Aquellos árboles que se venden con cepellón en arpillera (boleado y en saco, B&B por sus siglas en inglés), tienen que tener la bola de raíces fresca y húmeda, cubierta de suelo o mulch. La bola de raíces debe ser sólida y no estar quebrada, y el tronco no debe moverse independientemente de la misma.

Asegúrese de seleccionar árboles recomendados para esta área del país. Si es posible, escoja uno que haya crecido en invernaderos locales o en climas similares al oeste de Texas.

Conozca la forma que el árbol va a tener en su adultez. La mayoría de los árboles pequeños deben tener un tronco principal firme y ramas laterales espaciadas de manera regular. No seleccione un árbol al que hayan desmochado, es decir cortado de manera indiscriminada la parte superior del tronco y las ramas principales. Esos árboles podrán verse bien en el invernadero, pero a la larga serán un problema de mantenimiento. Tampoco seleccione árboles con troncos dobles o codominantes.

El árbol que seleccione debe poderse mantener derecho él solo. Si el árbol está atado a estacas o algo similar, puede que no tenga un sistema estructural fuerte y necesitará soporte adicional después de haberse plantado.

Transporte - siga estas reglas

  1. Nunca cargue un árbol por el tronco. Siempre brinde soporte a la bola de raíces.
  2. Si transporta el árbol al aire libre, cubra la copa con una manta o colchoneta para evitar que se seque. Esto en especial si el árbol tiene hojas en el momento de transportarlo.
  3. Mantenga el árbol en un lugar fresco y sombreado, y las raíces húmedas. Plántelo lo más pronto posible.

Pasos para plantar su árbol

  1. Seleccione el lugar. Refiérase a las preguntas relacionadas.
  2. Afloje la tierra en un diámetro de 3 a 5 veces el tamaño de la bola de raíces y a una profundidad de 8 a 12 pulgadas
  3. Haga un hoyo en el centro de la tierra floja. Este debe ser por lo menos dos veces el ancho de la bola de raíces, pero no más profundo que la misma. Los lados del hoyo deben tener una inclinación de manera que el borde sea más ancho que el fondo.
  4. Coloque el árbol en el centro del hoyo con mucho cuidado. Asegúrese que esté nivelado y que la parte superior de la bola de raíces está al nivel del terreno.
  5. Antes de rellenar, remueva todos los alambres, pedazos de maceta, yute o cuerda de la bola de raíces. Si tiene raíces circulares o estranguladoras, córtelas sin quitar muchas raíces. Afloje las raíces restantes un poco, de ser necesario.
  6. Rellene con la tierra original, no agregue ningún mejorador de tierra. En los sitios donde queda poco suelo después de remover rocas grandes, trate de igualar el relleno al tipo de suelo original.
  7. Rellene de un tercio a la mitad del hoyo y agregue agua para que la tierra se asiente y no queden bolsillos de aire. Repita el proceso hasta que la parte superior de la bola de raíces y el suelo de relleno estén al mismo nivel. Use el exceso de la tierra para formar un borde de algunas 4 pulgadas de alto alrededor del hoyo de plantación; éste detendrá el agua de riego durante la etapa de establecimiento.
  8. No es necesario poner estacas a menos que la bola de raíces no sea suficiente grande para sostener al árbol o si está en un área con vientos fuertes. Si pone estacas, instale de 2 a 3 en puntos equidistantes alrededor del árbol. No entierre las estacas dentro de la bola de raíces. Asegure el árbol a la estaca con una banda ancha de un material blando como hule de mangueras o similar. ¡NO USE ALAMBRE! RECUERDE, LAS ESTACAS SON PARA EVITAR QUE EL ARBOL SE CAIGA, NO PARA SOSTENERLO. No amarre el árbol muy fuerte, ya que no podrá moverse con el vient.
  9. Agregue una capa de mulch alrededor de donde plantó. Esta capa debe ser de 3 a 4 pulgadas y le ayudará a conservar humedad, inhibir el crecimiento de las malas hierbas y mantener la temperatura del suelo a un nivel constante. Los mulches orgánicos son preferibles, ya que al descomponerse regresarán nutrientes al suelo.

Cuidado y mantenimiento

Los árboles en medios urbanos están sometidos a condiciones no naturales ni deseables. El crecimiento y longevidad de estos árboles se acorta drásticamente, ya que no entendemos ni sabemos cómo mantenerlos y los hacemos víctimas de viejos mitos. Es por esto que debemos ser los precursores del buen mantenimiento de los bosques urbanos.

Periodo de establecimiento

No porque ha seleccionado un árbol adaptado a nuestro clima desértico significa que lo puede plantar y olvidarse de él esperando que crezca. Los árboles recién plantados tienen un periodo de establecimiento de hasta 3 años. Para lograr un árbol vigoroso y saludable hay que saber cuándo y cuánto regar y fertilizar. Para hacer esto, hay que saber dónde están creciendo las raíces. Contrario a la creencia popular, las raíces no crecen hacia abajo buscando agua, y no todos los árboles tienen una raíz pivotante. La investigación indica que el 80% de las raíces pequeñas que absorben agua y minerales se encuentran en las primeras 18 pulgadas de la superficie del suelo. El 90% del sistema de raíces de un árbol se encuentra en los primeros 3 pies del suelo y las mismas crecen lateralmente extendiéndose cada año de 2 a 3 pies fuera de la línea de goteo. Un árbol de 30 pies de altura puede tener raíces laterales que se extienden de 60 a 90 pies del tronco.

Riego

No existe una fórmula mágica ni regla exacta para regar. El riego debe basarse en la condición del terreno, estación del año, tipo de árbol y, lo más importante, el tipo de suelo. Los suelos arcillosos tardan en absorber agua, pero retienen más la humedad. Los suelos arenosos absorben agua de manera más fácil, pero se secan más rápido. ¡CONOZCA QUÉ TIPO DE SUELO TIENE EN SU JARDÍN!

Una regla general es: Llenar de agua el borde que hizo alrededor del árbol y dejar que se filtre. Llene el borde de nuevo. En dos o tres días, chequee la tierra de relleno y el área de la bola de raíces (su textura será diferente). Si el suelo está húmedo, chequee en par de días. Repita este proceso hasta que determine el mejor plan de riego para su árbol. Si la tierra se mantiene anegada, tiene un problema de drenaje o está regando demasiado. En cambio, si el suelo está desmoronadizo, seco y duro, no está regando suficiente. Mantenga la tierra húmeda a una profundidad de 12 a 18 pulgadas. El uso de mulch le ayudará a mantener la humedad del suelo y conservar agua. Al comienzo de cada estación de crecimiento, el borde retenedor de agua debe agrandarse en diámetro.

Sistemas de riego

Por lo regular, no es necesario tener un borde retenedor de agua alrededor de los árboles cuando se usa riego por goteo. Estos sistemas aplican el agua lenta y profundamente evitando que se escurra. Inspeccione con regularidad las líneas de riego por goteo para asegurarse que estén funcionando bien. Diseñe el sistema para que se ajuste al crecimiento de los árboles. Una línea de goteo cerca del tronco solo ayudará al árbol por un par de años. Recuerde que las raíces se extenderán, y así la zona a regar. ¡NO DEPENDA DE ASPERSORES DE RIEGO PARA REGAR SUS ÁRBOLES, LOS SISTEMAS DE GOTEO SON LO MEJOR!

Riego durante invierno

No olvide regar los árboles, en especial los perennifolios, durante los meses de invierno, por lo menos una vez al mes, de noviembre a febrero. Mientras la temperatura del suelo sea 40º F o más, las raíces estarán activas y creciendo. Durante nuestros inviernos agradables y templados los árboles también estarán transpirando y usando agua.

Inspección

Inspeccione sus árboles una vez a la semana. Busque signos o síntomas de insectos y enfermedades. Es más fácil controlar estos problemas cuando se detectan temprano.

Control de malas hierbas

Las plantas alrededor de los árboles compiten por el agua y los nutrientes. Es importante mantener esa área libre de malezas y céspedes. Elimine las malas hierbas manualmente, o use un herbicida que no afecte a los árboles. Antes de aplicar el herbicida, remueva todos los chupones y retoños de agua que crecen alrededor y en la base del árbol para evitar el envenenamiento accidental del mismo. ¡ALGUNOS PRODUCTOS QUÍMICOS ESTAN DISEÑADOS EXCLUSIVAMENTE PARA CÉSPEDES! Estos pueden causarle daño a los árboles. SIEMRE LEA LAS INSTRUCCIONES!

Estacas

Si su árbol tiene estacas revise las amarras cada semana y ajústelas si se necesita. Las estacas se pueden quitar después de un año. Aquí, en nuestra región del oeste de Texas, espere a que pasen los vientos de primavera antes de remover las estacas.

Daño mecánico

Somos los peores enemigos de los árboles, en especial cuando usamos cortadoras de césped o de malas hierbas. Evite golpear y dañar la corteza de los árboles. Cualquier daño a la corteza, afectará el cámbium, la capa que permite el aumento en diámetro del tronco. Los árboles no sanan las heridas. En en su lugar, tienen que gastar más energía para fabricar madera alrededor de las mismas, en lugar de usarla para el crecimiento.

Árboles adultos y establecidos

Un buen riego mensual, tal vez bimensual, durante los periodos calurosos y secos es todo lo que sus árboles adultos necesitan. Riegue bajo la línea de goteo de manera lenta y suficiente para mojar a una profundidad de 12 a 18 pulgadas. Mueva la manguera hasta que toda el área de las raíces sea regada.

Los suelos del oeste de Texas por lo regular tienen escasez de nitrógeno y materia orgánica. Mande a hacer un análisis del suelo para saber qué minerales le faltan y cuáles están presentes; así podrá ahorrar dinero al aplicar el fertilizante indicado. La mayoría de los árboles adultos y establecidos en áreas de césped reciben los nutrientes necesarios para su desarrollo cuando se le aplica fertilizante al césped.

Poda correcta – ¡Ayude a preservar la sombra!

El término de poda se ha convertido casi en sinónimo de desmoche. No debe ser así. Mucha gente sigue los ejemplos como norma y por desagracia hay muchos malos ejemplos a seguir.

La poda es un arte. Cuando usted termina de podar, el árbol debe mantener su belleza natural. No pode solo por podar o porque es el "tiempo de poda". Si se hace de manera correcta, los árboles adultos solo se deben podar en un ciclo de cada 5 a 7 años. Los árboles jóvenes o recién plantados deben podarse cada año, pero solo para corregir problemas potenciales.

Principios de poda

  • Hay que saber qué podar
  • Nunca desmoche un árbol
  • Hay que saber cuándo podar
  • Siempre use la herramienta adecuada.
  • Hay que saber hacer los cortes de poda
  • Si necesita ayuda, contrate a un profesional, ¡LO PRIMERO ES LA SEGURIDAD!

Razones para podar

  • Seguridad: remover madera muerta y ramas débiles
  • Salud: remover ramas enfermas y con plagas
  • Estructura: mejorar y corregir defectos en la estructura del árbol
  • Reparar: los daños causados por huracanes y tormentas
  • Entrenamiento: formación de árboles jóvenes
  • Promover: la producción de flores y fruto

"Tengo que desmochar mi árbol, está muy grande y el viento lo va a dañar."

¡ALTO, ALTO! NO DESMOCHE!

Los árboles solo crecen lo que su genética les permite.

Desmochar hiere a su árbol de la siguiente manera

  • Se remueve la fuente de alimento, ya que las hojas fabrican el mismo.
  • El árbol tiene que usar sus reservas de alimento para reemplazar las ramas, retoños y yemas que fueron removidos y esto lo debilita.
  • El nuevo crecimiento es débil y tiene pocas posibilidades de resistir una tormenta.
  • Las heridas causadas por el desmoche son severas y propician el pudrimiento.
  • Acorta la expectativa de vida normal del árbol.

El desmochar no es una práctica reconocida por ningún arbolista profesional ni por ninguna organización dedicada al cuidado de los árboles.

Cuándo podar

  • La mayoría de los árboles de sombra se podan luego de perder las hojas o a principios de primavera antes de que broten las nuevas hojas.
  • Podas ligeras para remover pequeñas o pocas ramas se pueden hacer en cualquier época del año.
  • Los árboles que florecen en primavera, como los ciclamores (Cercis spp.), se deben podar después de que salgan las flores, ya que los yemas de flor se forman en la madera del año anterior.
  • Aquellos que florecen en verano, como los crespones (astronómica, Lagestroemia spp.), se deben podar antes de que broten las yemas, ya que las flores se forman en madera nueva.
  • Las podas masivas al final de la primavera y a mediados de verano pueden causar estrés y detener el crecimiento.

La herramienta correcta para un buen trabajo

  • Las tijeras de poda manuales son para cortar ramas pequeñas de menos de 1/2 pulgada de diámetro.
  • Las tijeras de chapodar ("loppers") son para ramas medianas de 1/2 pulgadas a 2 pulgadas de diámetro.
  • Las sierras de poda son para ramas de hasta 4 pulgadas de diámetro.
  • Las podadoras de arco o las pequeñas motosierras son para ramas de más de 4 pulgadas de diámetro.
  • Las podadoras de extensión son para alcanzar ramas altas.

¡Siempre mantenga las navajas afiladas!



Traducción de Anaí J. Padilla, 22 de octubre de 2001

Editado para ISAhispana.com por Iris Magaly Zayas, octubre de 200